3 problemas que se pueden presentar en una línea ética.

Como te hemos comentado previamente, los canales de denuncia en las empresas suponen grandes esfuerzos y disposición por parte de las altas gerencias en la búsqueda de una cultura que se encuentre en contra de la corrupción y pueda luchar contra ella desde sus ámbitos específicos. En este punto te invitamos a leas las demás entradas de este blog, para comprender de mejor manera lo que aquí te vamos a explicar.

Las líneas éticas son una gran herramienta para las empresas en cuanto al control y cumplimiento de lo ordenado por las normativas, además de aportar una forma segura para evitar que se presenten actos de corrupción que puedan afectar las finanzas de estas. Aun así, un mal manejo de estos canales de denuncia puede terminar siendo una actividad infructuosa por diferentes motivos, te vamos a comentar tres situaciones que pueden afectar la correcta ejecución de la línea ética dentro de las compañías y como pueden ser solucionados de forma prolongada en el tiempo.

1) Desconocimiento del objetivo y finalidad de la línea ética.

Ya se ha indicado anteriormente que los canales de denuncia dentro de una empresa son de gran ayuda, pero cuando estos no tienen la suficiente comunicación entre los miembros de una empresa, no presentaría los resultados que se esperan de la misma. Dentro de la Circular 100-003 de 2016, hacen énfasis en que las compañías deben cumplir con procesos de comunicación internos para que todas las personas conozcan cual es su objetivo, la manera informar algo sospechoso y las investigaciones que estos datos deben generar para contrarrestar los hechos delictivos. Por esta razón el desconocimiento sobre lo que implica la línea en una compañía es una problemática que se debe contemplar para su correcto funcionamiento, cuando las comunicaciones son efectivas desde los departamentos intervinientes a toda la compañía se mejora la comprensión del tema y se exhorta al uso de esta al momento de presentarse algún tipo de acción sospechosa.

 Ahora bien, el hecho de comunicar, capacitar y formar a los empleados de una compañía en este sentido, irradia el conocimiento sobre este tema que puede ser extrapolado a otras empresas, lo que permite que personas ajenas a la empresa con el conocimiento impartido puedan de igual manera hacer las denuncias de lo que hayan observado como ilícito, aun cuando no pertenezcan o se encuentren vinculadas a la organización como tal, cumpliendo la línea ética su función de forma más eficaz.

2) Miedo a las consecuencias.

La mayoría de las personas tenemos conocimiento de causa sobre lo que implica el realizar una denuncia de alguna conducta indebida, en este caso haremos referencia al miedo que se puede presentar por reportar información que va a generar una investigación sobre acciones dentro de una empresa. Este miedo se identifica principalmente en el momento que una persona, se encuentre vinculada o no a la compañía, no haga uso de la línea ética porque la información que pueda ser entregada afecte a una persona en específico, ya que, llegado el caso, este empleado o tercero pueda tomar represalias al momento de reconocer quien aportó los datos para investigar la conducta indebida.

Es importante resaltar en este punto la confidencialidad y seguridad del manejo de la información que sea reportada a los canales de denuncia de una empresa, pues de esta depende que sea vista como una forma adecuada para denunciar sin miedo a lo que las investigaciones permitan solucionar para la situación. La manera más eficaz para contrarrestar el miedo a la denuncia es la objetividad de quienes tienen acceso a esta información y el tratamiento que le dan a esta, pues, en el caso de que se haga una denuncia de carácter anónimo y la información se filtre se generarán dos problemáticas, la primera es que se identifique como no confiable ese canal de denuncia y bajo esa premisa los canales de denuncia no cumplirán su función, pues el miedo a ser reconocidos haría que no sea usada, y en segunda instancia, si la información se filtra puede colocar en sobre aviso a quien o quienes están implicados para tomar acciones de encubrimiento, u otras actividades, evitando así ser identificados como responsables.

Por este motivo, la seguridad, objetividad y responsabilidad del manejo de la información en la línea ética es indispensable para exponer la imagen de confiabilidad que necesariamente requiere, siendo de gran importancia el definir un tercero como canal de la denuncia para establecer la objetividad y la no filtración de la información. Por último, los miembros del equipo del área de cumplimiento deben comprender la responsabilidad que tienen con esta información y ser lo más éticos y profesionales para ejercer sus funciones.

3) Desconfianza a los resultados.

Ligado al punto anterior se encuentra la desconfianza al canal de denuncia, el miedo puede afectar el un proceso de denuncia al igual que la falta de confianza sobre los resultados que deben presentar las investigaciones que se inicien, aclarando que no se trata de que toda denuncia debe necesariamente terminar en una captura, pues la verificación de los hechos dará las razones necesarias para continuar. Llegado el caso en el que se reporte alguna situación y esta sea verídica pero no se tomen las acciones correspondientes, planteará desconfianza en las funciones del área de control y cumplimiento, afectando la imagen, que es realmente importante para que sea reconocida como medio eficaz.

Una vez más, la solución a esta problemática se encuentra contenida en la objetividad del manejo de la información y los resultados que se logren a raíz de las investigaciones, la capacitación y formación de las personas que hacen parte del área encargada debe ser tal, que las acciones que tome la empresa como organización satisfaga la realidad de las cosas y no sea empleada como medio para exponer injuria o calumnia hacia alguien en específico.

Si en tu empresa se identifica alguna de estas problemáticas ya sabes como hacerles frente y mantener la imagen de la línea ética para los empleados y terceros, si tienes alguna duda, puedes comunicarte con nosotros por medio del Chat para aportar a las particularidades que se presenten según el caso.

Redacción: Hans Acero. Psicólogo.

Fuenta: Línea Ética